Beneficios del kale

El kale o col rizada se ha vuelto un producto muy demandado en los últimos tiempos y no es para menos, se considera un superalimento. Empezó a volverse más popular a partir de que multitud de celebrities empezaran a incluirlo en su dieta habitual, ya que tiene una gran cantidad de propiedades que benefician al organismo.

Se caracteriza por tener unas amplias hojas de color verde intenso, en las cuales se concentra una gran cantidad de minerales y vitaminas. El kale es rico en fibra y bajo en calorías, contiene gran cantidad de hierro y calcio, vitamina A, C y K, previene enfermedades cardiovasculares, tiene propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y depurativas.

Contiene incluso más hierro que la carne y más calcio que la leche, además, el calcio de éste se absorbe mejor por el organismo que el de los lácteos. Seguro que nunca imaginaste que esta verdura pudiera aportar tantos beneficios a tu organismo, ¿verdad?

¿Qué es el kale?

El kale o col rizada forma parte de la familia de la coliflor, el brócoli y el repollo. El kale alcanza una altura aproximada de 40 cm y sus hojas se desarrollan en torno al tronco central, a diferencia de otras hortalizas de su familia que crecen en forma de repollo o cogollo. Esta forma de crecimiento permite que se adapte muy bien su cultivo a cualquier lugar, incluso es un cultivo apropiado para maceteros. Además, la col rizada destaca por ser resistente a escarchas y heladas, por lo que puede cultivarse en zonas frías y templadas.

Existen distintas variedades de esta col rizada. Podemos encontrar el kale de hoja rizada, el kale de hoja plana, el kale toscano, el kale dinosaurio y el kale rojo ruso.

Beneficios y propiedades del kale

kale

Entre los numerosos beneficios que aporta el kale y las propiedades que contiene podemos destacar:

  • Favorece la digestión debido a que contiene gran cantidad de fibra y es bajo en calorías. No contiene nada de grasa y una taza de kale contiene 5 gr de fibra y solo 39 calorías.
  • Contiene gran cantidad de calcio que el cuerpo absorbe con facilidad, por lo que previene fracturas de hueso y la pérdida de densidad ósea, así como la osteoporosis.
  • Posee una alta cantidad de hierro, por lo que es bueno para el hígado y para evitar la anemia. Es una buena forma de que las personas vegetarianas y veganas puedan obtener el hierro que sus cuerpos necesitan para su correcto funcionamiento.
  • Debido a la gran cantidad de vitamina A que contiene es muy bueno para la piel y la vista.
  • Refuerza el sistema inmunológico gracias a la vitamina C que contiene, ayuda al metabolismo y favorece la hidratación del cuerpo.
  • Contiene una elevada presencia de vitamina K, la cual está estrechamente relacionada con propiedades anticancerígenas. Esta vitamina también favorece la coagulación de la sangre y es buena para los huesos. Además, estudios recientes afirman que esta vitamina ayuda a prevenir otras enfermedades como el Alzheimer.
  • Es antioxidante, antiinflamatorio y alcalino, por lo que ayuda a combatir el asma, la artritis y el colesterol, entre otros.

Para que la col rizada aporte el máximo beneficio a nuestro organismo, se recomienda que se consuman en torno a una taza y media dos veces por semana.

¿Cómo cocinar el kale?

col rizada

El kale puede consumirse de infinitas formas: crudo, cocido, salteado, licuado, horneado… Además de sus hojas el tallo también puede consumirse, pero se ha demostrado que la mayoría de los nutrientes que posee se encuentran concentrados en sus hojas. Para suavizar sus hojas, se recomienda lavarlo en abundante agua y masajear estas hojas durante un rato.

Aunque puede cocinarse de diversas formas, si queremos que nos aporte el máximo beneficio al organismo lo recomendable es consumirlo en crudo. En crudo podemos consumirlo en ensaladas, con aceite de oliva o cayena, en wraps o sándwiches, en zumos o smoothies junto con otros vegetales.

Puedes añadirlo a cualquier guiso o potaje, de igual forma que añadirías cualquier otro tipo de col. También puedes usarlo en salteados de verduras, salsas e incluso añadirlo a purés. Como puedes ver las posibilidades en la cocina con el kale son infinitas.

¿Cómo y cuándo plantar kale?

El cultivo de este vegetal es muy similar al de cualquier otro tipo de col. Necesita una temperatura que ronde los 10 y 20º C, un suelo correctamente abonado y bien drenado. También puede desarrollarse en temperaturas más elevadas si se ubica en una zona de semisombra, siempre que no alcance temperaturas muy extremas. Para desarrollarse correctamente, esta planta necesita crecer con temperaturas suaves que le permitan llegar a temperaturas más bruscas con cierta cantidad de hojas.

Uno de los factores clave para que se desarrolle correctamente es el tiempo de siembra. En caso de que la cultivemos en semilla, los semilleros de la col rizada deben prepararse en verano para que a principios o mediados del mes de septiembre pudiesen ser trasplantadas.

Lo que recomendamos desde Agrogojar viveros es que si quieres ahorrar trabajo y tiempo la cultives directamente en plantón. Además, esto te permitirá asegurarte de que cuando la planta tenga que desarrollarse en temperaturas menos suaves ya tenga cierto cuerpo que le permita soportar estas temperaturas.

¿Cuándo trasplantar kale?

Si te estás preguntando cuándo transplantar el kale, el trasplante del kale deberás realizarlo cuando la planta tenga una altura de 20 cm o contenga cuatro hojas (sin contar las dos primeras).

Otro factor clave para cultivar tus propios kales es el abonado del suelo. Este tipo de planta consume mucho nitrógeno, por lo que necesita que la tierra esté bien abonada cuando lo trasplantes.

Si decides plantar la col rizada en macetohuertos también deberás tener en cuenta el volumen de éste, ya que necesitará un mínimo de 25 litros de sustrato para poder crecer en su máximo esplendor y un espacio suficiente alrededor para que sus hojas puedan expandirse.

Desde Agrogojar viveros esperamos que estos consejos sobre cómo plantar y cómo consumir el kale os sirvan de ayuda y que, si no lo hacías ya, empecéis a incluir en vuestra dieta este superalimento que tantos beneficios aporta al organismo. Como habéis podido comprobar, son plantas fáciles de cultivar por lo que podéis plantarlas vosotros mismos en vuestro propio jardín, huerto o macetero si no disponéis de mucho espacio.

Si tienes alguna duda o algún otro consejo sobre la col rizada que quieras compartir ponte en contacto con nosotros.

5/5 - (5 votos)