Ciclamen, la estrella del invierno

El cyclamen persicum, también conocido como ciclamen, es un bulbo característico de la época de otoño e invierno. En muchas ocasiones sus cuidados son muy desconocidos, debido a que este bulbo necesita unos cuidados específicos. Por esto, desde Agrogojar viveros queremos ofrecer unos consejos sobre el cuidado del ciclamen para que tengan una buena floración y perdure en el tiempo.

¿Qué es el ciclamen?

El ciclamen pertenece a la familia de las primuláceas. Existen varios tipos de ciclamen, aunque el más común es el cyclamen persicum. El ciclamen es una planta originaria de la zona mediterránea, el cual crece en los bosques mediterráneos a la sombra de los árboles en la época de invierno.

Lo más interesante de esta planta es que en los meses de invierno, en los que tu jardín carece de colorido, plantando este tubérculo podrás darle color a tu jardín o el interior de tu hogar incluso en los meses más fríos. Existen muchos tipos de ciclamen, algunos tienen las flores más grandes y otros más pequeñas. Los pétalos del ciclamen se pliegan sobre sí mismos y de esta forma se crean sus flores tan peculiares. Además, también se caracterizan por disponer de flores de gran variedad de colores, por lo que podrás realizar una bonita combinación de estas plantas en tu jardín en estos meses, ya que dispone de flores de diversos tonos como el blanco, rosa, salmón, rojo o púrpura.

¿Cómo cuidar las plantas de ciclamen?

ciclamen granada

Esta planta tiene fama de tener un cuidado complejo, pero no es así, por lo que desde Agrogojar viveros te vamos a proporcionar unas recomendaciones para que puedas disponer de una planta bien cuidada de forma sencilla.

Es muy común que después de haber realizado la compra de esta planta y ubicarla en el interior de tu hogar empiecen las hojas a amarillear y con ello ha desaparecer la planta. Esto se debe a que este tubérculo no es amante de la calefacción de tu hogar y por eso desaparece, siendo este el factor principal por el que la planta del ciclamen se le seca a muchas personas.

Una de las características más curiosas de esta planta es que se se puede cultivar tanto en el jardín o como planta de interior, siempre teniendo en cuenta las peculiares características de esta planta.

En el caso de que te decidas por plantarlo en el jardín, el ciclamen puede soportar hasta -5ºC y es una planta que no tolera los rayos de sol directos, por lo que se deberá poner en un sitio con sombra. Por esto, un lugar idóneo para ubicar esta planta es debajo de los árboles. Cuando desaparece deberás humedecer la zona donde está plantado en la época de verano, con el fin de que en invierno resurja con más fuerza.

Cuando decides que tu ciclamen va a decorar el interior de tu hogar debes tener precaución en su localización. No debes colocar esta planta en sitios caldeados, ya que en ese caso la floración del ciclamen pasaría a durar un mes o mes y medio en lugar de dos o tres meses. También comenzarían a marchitarse sus hojas y su ciclo terminará antes. Es muy importante que el ciclamen esté en un sitio luminoso, ya que aunque es una planta que no le sienta bien los rayos de sol directos, necesita luminosidad para crecer. Puedes ubicar tu ciclamen en una ventana que esté orientada al norte, ya que estará en un lugar luminosos pero nunca recibirá el sol directo.

En cuanto al riego de esta planta debes tener en cuenta que debe ser por inmersión con el fin de no mojar el tubérculo, por lo tanto no debes regarlo desde arriba. Deberás colocar un plato con agua debajo del macetero donde se encuentra el ciclamen durante unos 10 minutos y después retirarlo, la planta absorberá el agua por capilaridad. No se debe abusar del riego, ya que si no se pudrirán los tallos y el tubérculo provocando que la planta desaparezca. Tampoco se debe dejar la tierra seca, ya que en este caso el ciclamen se volverá mustio debido a la deshidratación que sufrirá la planta. Lo idóneo es que el sustrato se mantenga húmedo pero sin exceso de agua.

¿Cuándo se puede cultivar persycum?

En la mayoría de los casos el ciclamen se desecha después de que haya florecido y haya desaparecido, debido a que el próximo año sus tallos y flores son de peor calidad, aunque esta planta puede durar varios años floreciendo y adornando tu jardín en la época de otoño e invierno. Si quieres conservar este tubérculo durante varios años te recomendamos seguir estos consejos:

  • Después de que la planta se haya marchitado debes sacar y guardar el tubérculo en un espacio seco, oscuro y aireado. En la época de plantación de esta planta, en otoño, lo vuelves a sembrar en el jardín o en una maceta y comenzará un nuevo ciclo.
  • Si por el contrario no quieres sacar el tubérculo puedes dejarlo plantado en tu jardín o macetero. En este caso, debes regarlo un poco en la época de verano para que no se seque el tubérculo. Siguiendo este consejo, el ciclamen volverá a florecer y crecer en otoño.
  • Para alargar el periodo de floración del ciclamen, deberás eliminar todos los tallas y flores que estén marchitas y añadir sustrato de floración al menos una vez al mes.

Como habrás podido comprobar, el cuidado del cyclamen persicum es una tarea un poco compleja, pero con estos consejos podrás tener, tanto en el interior de tu hogar como en tu jardín, esta planta tan característica del invierno luciendo con su hermoso colorido característico.

Desde Agrogojar viveros esperamos que estos consejos sobre cuidado del cyclamen persicum os sirvan de ayuda y que podáis ponerlos en práctica para poder tener un bonito ciclamen y poder disponer de un jardín colorido o en el interior del propio hogar en estos meses tan fríos.

En Agrogojar viveros contamos con una gran variedad de ciclamen en los meses de otoño e invierno. Si tienes alguna duda o algún otro consejo sobre el ciclamen que quieras compartir ponte en contacto con nosotros.

4.7/5 - (8 votos)